<p><span class=El impuesto rosa: un costo en contra de las mujeres 

" class="img-articulo-detalle larousse-img-desktop" src="https://laroussemagazine.mx/wp-content/uploads/2023/07/Diseno-sin-titulo.jpg" /> <p><span class=El impuesto rosa: un costo en contra de las mujeres 

" class="img-articulo-detalleM larousse-img-mobile" src="https://laroussemagazine.mx/wp-content/uploads/2023/07/Diseno-sin-titulo.jpg" />

El impuesto rosa: un costo en contra de las mujeres 

En la actualidad, las mujeres enfrentamos una serie de desigualdades en distintos aspectos que rodean nuestra vida. Una de ellas es el pago del impuesto rosa, presente en productos y servicios que las mujeres consumimos regularmente. Este fenómeno se presenta en diversos países, afectando a las mujeres a escala mundial. 

En este texto te explicamos en qué consiste, en dónde lo encontramos y qué impactos tiene en el bolsillo femenino, así como diversas medidas que se han comenzado a tomar para eliminarlo y caminar hacia un mundo menos desigual. 

¬ŅQu√© es el impuesto rosa?¬†

El término impuesto rosa o pink tax surgió en California, Estados Unidos, en la década de 1990, y hace referencia al costo extra que las mujeres pagamos por los mismos productos y servicios que los hombres, pero en su versión femenina. 

Rastrillos
Rastrillos

Bridget J. Crawford, abogada especialista en el tema y profesora de la Escuela de Leyes Elisabeth Haub, en la Universidad Pace, afirma que el costo adicional por productos funcionalmente idénticos suele surgir debido a estereotipos de género y también contempla los impuestos sobre los productos menstruales. 

¬ŅEn qu√© productos y servicios lo encontramos?¬†

El impuesto rosa se encuentra en productos de higiene, como desodorantes, rastrillos, art√≠culos de afeitado y pa√Īales. Un estudio de la Profeco realizado en 2019 indica que en M√©xico las diferencias de precio en estos productos van desde centavos, hasta $20 pesos por unidad.¬†

Desodorante
Desodorante

También es posible encontrarlo en ropa. El Congreso de Estados Unidos en 2016 realizó una investigación donde encontró pantalones y playeras del mismo modelo, marca y color con diferencias de precio para hombres y mujeres.          De igual forma, este estudio demostró que los artículos de papelería, como plumas y mouses de colores rosas o asociados a lo femenino, eran más caros que las versiones más neutras. 

Por otra parte, pa√≠ses como Colombia han realizado estudios en una gama m√°s amplia de productos, encontrando el porcentaje en que las mujeres gastan m√°s que los hombres: 48 % en champ√ļ y acondicionador, 21 % m√°s en aseo personal, 15 %¬† ¬† ¬† en camisetas y rodilleras y soporte f√≠sico, 13 % en cascos deportivos, 11 % en lociones, cartuchos y m√°quinas de afeitar.¬†

Sin embargo, el pink tax no sólo se limita a productos físicos, también lo encontramos en servicios, como el precio de las consultas médicas, servicio de lavandería, tintorería y cortes de cabello.  

En muchos países, la compra de productos menstruales representa una carga económica adicional para las mujeres, ya que están sujetos a impuestos sobre el valor agregado, volviéndolos más caros. Esta disparidad de precios se debe a que estos productos se consideran como un lujo o no esenciales, a pesar de ser fundamentales para la salud y bienestar de las mujeres. 

Productos de higiene menstrual
Productos de higiene menstrual

¬ŅC√≥mo afecta el impuesto rosa a las mujeres?¬†

En primer lugar, implica que las mujeres destinen una mayor parte de sus ingresos a comprar los mismos bienes y servicios que los hombres.  Sumado a la brecha salarial, en la que las mujeres reciben un salario menor al de los hombres, aunque tengan las mismas posiciones en las empresas, lo que provoca que la capacidad adquisitiva de las mujeres sea menor.  

Asimismo, esta discriminación económica limita o impide el acceso a la atención médica y a productos de higiene personal, poniendo en mayor desventaja a las mujeres, principalmente a las de menores ingresos. 

¬ŅQu√© medidas existen para combatirlo?¬†

El reconocimiento p√ļblico del impuesto rosa es relativamente reciente y, en consecuencia, las iniciativas para eliminarlo tambi√©n lo son, por lo que resultan insuficientes para atender la gravedad del problema, pero aun as√≠ marcan un camino para que distintos pa√≠ses puedan seguirlo.¬†

Mapamundi
Mapamundi

En Estados Unidos, espec√≠ficamente en California y Nueva York, existen leyes que proh√≠ben a las empresas el cobro del impuesto rosa en los productos que ofrecen. En 1995, se estableci√≥ una ley que prohib√≠a a las empresas cobrar precios diferentes por servicios basados en el g√©nero del cliente, como cortes de cabello, lavander√≠a y tintorer√≠a. Sin embargo, no fue sino hasta el a√Īo 2022 que se aprob√≥ una ley que proh√≠be precios m√°s altos para productos sustancialmente similares en funci√≥n del g√©nero. Esta iniciativa entr√≥ en vigor a inicios del 2023.¬†¬†

En México, el Paquete Económico 2022 incluyó una tasa cero a la venta de productos de gestión menstrual, eliminando 16 % de IVA a toallas femeninas, tampones y copas menstruales. En Colombia, la eliminación de este impuesto tuvo lugar en 2018.  

Resulta esencial seguir exigiendo el reconocimiento del impuesto rosa y el desarrollo de iniciativas que lo eliminen y que no pongan a las mujeres en posiciones de desventaja, principalmente en el acceso a productos y servicios básicos para todas las mujeres. 

Por Mariana Navarro 

Deja un comentario