<p><span class=¿Por qué no nos gusta la política y cómo nos afecta? 

" class="img-articulo-detalle larousse-img-desktop" src="https://laroussemagazine.mx/wp-content/uploads/2023/11/06_Politica_COVER.jpg" /> <p><span class=¿Por qué no nos gusta la política y cómo nos afecta? 

" class="img-articulo-detalleM larousse-img-mobile" src="https://laroussemagazine.mx/wp-content/uploads/2023/11/06_Politica_COVER.jpg" />

¿Por qué no nos gusta la política y cómo nos afecta? 

¿Alguna vez te has preguntado por qué muchas personas evitan hablar de política o involucrarse en asuntos políticos? La respuesta puede ser más compleja de lo que parece. Actualmente, el concepto de política está en crisis, sufre de mala fama. Pero ¿qué es la política? En este artículo, nos proponemos explorar este tema y arrojar luz sobre por qué es más relevante para tu vida de lo que podrías imaginar. 

Aristóteles y el concepto de Política 

La idea de que todos los seres humanos son seres políticos proviene de la filosofía de Aristóteles y es un concepto fundamental en su obra Política. Aristóteles sostiene que los seres humanos, por naturaleza, son seres políticos, lo que significa que están inherentemente destinados a vivir en comunidades organizadas y a participar en asuntos políticos. 

Aristóteles argumenta que la política es una parte esencial de la naturaleza humana, ya que los seres humanos tienen la capacidad de razonar y de comunicarse entre sí. Esta capacidad de racionalidad y comunicación les permite formar comunidades y colaborar en la búsqueda del bien común. La vida política no es sólo un acto voluntario, sino una necesidad intrínseca para el florecimiento humano. 

En otras palabras, Aristóteles señalaba que la política no es una actividad en la que los humanos pueden elegir participar o no. Más bien, es una dimensión fundamental de la existencia humana. Al vivir en sociedad, los seres humanos pueden satisfacer sus necesidades básicas y alcanzar un nivel más alto de desarrollo moral e intelectual a través de la participación activa en la vida pública.

La idea de que todos los seres humanos son seres políticos tiene implicaciones significativas en la teoría política. Por ejemplo, subraya la importancia de la participación ciudadana y la formación de comunidades en la búsqueda del bienestar común. También enfatiza la idea de que la política no es simplemente un asunto de gobierno, sino una parte integral de la vida de las personas. 

¿Por qué la política nos intimida? 

Para muchos, la política puede parecer un campo minado de discusiones polarizadas, debates acalorados y retórica confusa. A menudo, nos sentimos abrumados por la cantidad de información disponible, los políticos carismáticos y la falta de consenso. Esto puede llevar a una reacción instintiva de evitarla. Pero ¿es esta evasión realmente la mejor estrategia? 

@elunaleno

Responder a @joanroldan que es la politica? #colombia #politica #cienciapolitica #aprendetiktok

♬ Classical Music – Classical Music

La política en todos los aspectos de la vida 

Aquí es donde entra en juego la idea de que “no querer involucrarnos en la política es ya una postura política”. Es común pensar que, si uno se abstiene de participar, está tomando una posición neutral. Sin embargo, esa abstención no es en absoluto neutral; es en sí misma, una decisión política. 

Al optar por no involucrarse, uno permite que otras voces y otros intereses dominen el panorama político. Esta inacción puede afectar directamente a las políticas y decisiones que afectarán al individuo y a la sociedad. 

El desapego político es también una forma de acción: una que cede el poder a otros. Al no participar o informarte sobre asuntos como la calidad del aire que respiras o la educación que recibes, estás permitiendo que otros tomen decisiones que te afectarán sin tu influencia. 

La política no se trata sólo de elecciones y votos; también se trata de participación ciudadana. ¿Qué te preocupa? ¿Qué cambios te gustaría ver en tu comunidad o país? Al expresar tus opiniones y participar en discusiones políticas, puedes influir en la toma de decisiones y contribuir a la creación de un entorno que refleje tus valores y preocupaciones. 

La política y la diversidad 

Otro aspecto fundamental es su relación con la diversidad y la igualdad. La política puede ser una herramienta para promover la inclusión de todas las voces y experiencias en la sociedad. Al no participar en discusiones políticas, también puedes estar dejando de lado la oportunidad de contribuir a un mundo más diverso y equitativo. 

La importancia de investigar y formar tu propia opinión 

Hemos mencionado que la política puede ser intimidante debido a la polarización y la retórica confusa. Sin embargo, esto no debe disuadirte de investigar y formar tu propio punto de vista. 

En un mundo lleno de desinformación, es esencial ser crítico y buscar fuentes confiables para comprender los problemas políticos. No te conformes con las opiniones de otros; busca información, analiza los hechos y forma tus propias conclusiones. 

La política es una de las áreas más cambiantes y complejas de la vida moderna. A menudo, no hay respuestas definitivas y las soluciones a los problemas son multifacéticas. Esto puede hacer que la actividad política sea desafiante, pero también es lo que la hace tan intrigante. Al cuestionar y aprender sobre cuestiones políticas, estás participando en un proceso en constante evolución que puede ser apasionante y gratificante. 

La política es tuya 

Somos seres políticos. No necesitamos postularnos a un cargo de elección popular para serlo. Lo somos, decidamos votar o no; lo somos, ya sea que participemos en debates con los amigos y familia u optemos por no tocar el tema. 

No participar en la política también es una elección política en sí misma, y puede tener consecuencias significativas en tu vida y en la sociedad en general. La política está en todas partes, desde las decisiones que afectan tu entorno. Tu piso de ideas, tus creencias, tus actos diarios son una postura en sí misma. Involucrarse y cuestionarse, es crear una opinión. La política es tuya, y la forma en que te involucres puede marcar la diferencia. 

Por Martha Albina De la Rosa

Deja un comentario