<p><span class=Igualdad, equidad y justicia, ¿cuál es la diferencia? 

" class="img-articulo-detalle larousse-img-desktop" src="https://laroussemagazine.mx/wp-content/uploads/2024/01/TecnologiasIgualdadEquidad-Portada.jpg" /> <p><span class=Igualdad, equidad y justicia, ¿cuál es la diferencia? 

" class="img-articulo-detalleM larousse-img-mobile" src="https://laroussemagazine.mx/wp-content/uploads/2024/01/TecnologiasIgualdadEquidad-Portada.jpg" />

Igualdad, equidad y justicia, ¿cuál es la diferencia? 

Hoy en día, los términos de igualdad y equidad son cada vez más relevantes y una meta a la que aspiran las sociedades actuales. A menudo, ambos vocablos se emplean de manera indistinta, pero, aunque están interrelacionados, sus significados difieren, al igual que la consideración institucional otorgada a cada uno de ellos. 

Ambos, en relación con la justicia, son conceptos fundamentales en el ámbito de la ética y la filosofía y reflejan diferentes dimensiones de la sociedad y la distribución de recursos. En esta ocasión, hablaremos acerca de sus definiciones y la conexión entre ellas y la justicia. 

Igualdad 

El vocablo igualdad, de acuerdo con la Real Academia Española, es el principio que reconoce la equiparación de todos los ciudadanos en derechos y obligaciones. Esto implica que, según la ley, todas las personas deberían ser tratados de manera equitativa y evaluados con los mismos estándares, con el fin de asegurar que tengan las mismas oportunidades. 

La igualdad es lo opuesto a la discriminación, un problema que ha afectado a la humanidad desde siempre, cuando existían divisiones entre ricos y pobres, nobles y plebeyos e incluso se esclavizaba a la gente y se les consideraba mercancía. 

Al abordar la igualdad, es importante reconocer que puede manifestarse de diversas maneras (o desigualdades) dependiendo de las formas de discriminación, como el género, el origen racial y el nivel socioeconómico, entre otros. 

La igualdad en la sociedad es parte inseparable de la justicia y como ejemplos del buen ejercicio de ella, podemos mencionar el sufragio universal (que permite que cada persona sea parte del proceso político del país al que pertenece), el derecho a la salud, el acceso a la educación, la libertad de expresión y el acceso a la justicia, entre otros. 

Equidad 

La equidad se define como la creación de condiciones que favorezcan la igualdad de oportunidades de las personas históricamente discriminadas, para que puedan integrarse a la sociedad igualitariamente, con respeto y autonomía. La equidad está relacionada con la justicia al reconocer las desigualdades anteriores, con el objetivo de lograr una distribución justa. 

Mientras que la igualdad busca tratar a todos de la misma manera, la equidad propone atender las necesidades y capacidades individuales de cada persona. Y he aquí donde radica la distinción entre lo igualitario y lo equitativo: la equidad implica abordar situaciones desiguales para corregirlas o, al menos, evitar agravarlas. 

Para ejemplificar la equidad, podemos mencionar la equidad salarial, es decir, que a las personas que desempeñan las mismas funciones o el mismo trabajo se les pague lo mismo, sin importar su género, condición u origen; la equidad educativa, o sea, que se den las mismas condiciones y oportunidades para que niñas, niños y adolescentes con necesidades especiales (auditivas, motoras, intelectuales o visuales) puedan acceder a la educación; equidad laboral, que se puede materializar en las licencias por maternidad y paternidad a la par, o bien en que todas las personas trabajadoras tengan las mismas oportunidades de crecimiento; la equidad de género, entre otros ejemplos. 

@nicolasroblesconsultor

¡Equidad laboral para todos! En las organizaciones, es crucial tratar a todos los empleados por igual. No importa si hay un favorito o si alguien se lleva mejor con el jefe, todos merecen las mismas oportunidades y beneficios. Evita los favoritismos y crea un ambiente equilibrado en tu negocio. ¡Todos deben cumplir con las mismas exigencias y tener acceso a los mismos beneficios! Promueve la igualdad y construye un equipo fuerte. ——- #EquidadLaboral #GestiónDePersonas #NegocioExitoso

♬ sonido original – Nicolas Robles

Justicia 

La justicia es la virtud de dar a cada persona lo que le corresponde. Proviene del latín iustitia y tiene diferentes acepciones conforme a la cultura y los valores propios de cada comunidad. Este concepto es tan amplio que abarca tanto la igualdad como la equidad. Implica la búsqueda de un orden social en el cual cada persona recibe lo que es justo y merecido.  

La justicia busca corregir desigualdades y garantizar que las leyes y políticas sean aplicadas de manera imparcial. En un sentido más profundo, también está relacionada con la ética y la moralidad, pues busca el bien común y la armonía social.  

Señalemos entonces sus características: 

Igualdad: busca la uniformidad en el trato y las oportunidades para todas las personas, sin tomar en cuenta sus diferencias. 

Equidad: reconoce las diferencias individuales y busca distribuir los recursos de manera justa, teniendo en cuenta las circunstancias particulares de cada persona. 

Justicia: es un concepto amplio que engloba la igualdad y la equidad, buscando un orden social en el cual cada persona recibe lo justo y merecido. 

Mientras la igualdad busca tratar a todos por igual, la equidad busca tratar a cada uno según sus necesidades y circunstancias, y la justicia busca establecer un orden social que garantice la igualdad y la equidad. Estos conceptos son interdependientes y se entrelazan en la búsqueda de una sociedad equitativa y justa. 

Por Gabriela Sánchez Ibarra

Temas Relacionados:

Deja un comentario