img-detalle img-detalle

Soy mexicano: los datos de Guillermo del Toro poco conocidos 

Sabemos que Guillermo del Toro es uno de los artistas mexicanos más grandes y reconocidos de la historia. Es director de películas galardonadas, poseedor de una estrella en el paseo de la fama y demás. Pero existen aspectos de su vida poco conocidos y que vale la pena saber. 

Guillermo y la educación religiosa 

Nació en Guadalajara el 9 de octubre de 1964. Guillermo creció en una familia altamente religiosa, lo cual queda representado en varias de sus películas, las cuales poseen elementos relacionados al catolicismo. Su abuela educó a Guillermo en la religión, pero el mismo director afirmó que su fanatismo era tanto que colocaba corcholatas en los zapatos de Guillermo para que le sangraran los pies al caminar hacia la escuela, para despojarlo de sus pecados. Además, trató de exorcizarlo en varias ocasiones por su pasión hacia los monstruos e historias de fantasía. 

@heikodigital

La frase histórica de #GuillermoDelToro #Cine #Mexico

♬ telepatía – Kali Uchis

Primeros pasos 

Con todo y los intentos de su abuela para alejar a Del Toro de su gusto por lo paranormal, Guillermo ganaba dinero limpiando en una clínica mental. Durante ese tiempo, solía almorzar              en la morgue. Además, mientras leía una revista, descubrió la nitrocelulosa, lo que lo llevó a realizar sus primeros experimentos de maquillaje, utilizando a su niñera como sujeto de pruebas. Por ese entonces, disfrutaba de películas de terror, como La novia de Frankenstein o Carrie. 

Años más tarde, dio sus primeros pasos en la industria cinematográfica en la serie La Hora Marcada, donde conoció a otros dos astros del cine mexicano: Alfonso Cuarón y Emmanuel Lubezki. Tras dirigir un par de proyectos, Del Toro se aventuró a grabar su primera película: La Invención de Cronos, la cual despegó su carrera como director. 

El precio de la fama 

Ya establecido como director y con una impecable carrera, el padre de Guillermo fue secuestrado durante 72 días, hasta que el mismísimo James Cameron, director de Avatar y Titanic, pagó el rescate. A partir de ese momento y, a pesar del amor de Del Toro por su país natal, decidió mudarse con su familia a Estados Unidos para evitar más sucesos de este tipo. 

En E.U., Del Toro continuó dando de qué hablar con sus filmes, siendo parte de sus trabajos más destacados Hellboy 2, Pacific Rim y la ganadora del Oscar, La Forma del Agua. Posteriormente, dirigió El Callejón de las Almas Perdidas, estelarizada por Bradley Cooper, y Pinocchio, la cual ganó el Oscar a mejor película animada. 

@estacionmedina

#PinocchioContest ¡Guillermo del Toro se lleva el primer Oscar de la noche! 👏🏼🇲🇽 #Pinocchio es la Mejor Película Animada de los #Oscars2023 🎬🎥

♬ Carlo’s Theme – Alexandre Desplat

Las películas que casi dirige 

Guillermo no sólo ha sido reconocido y galardonado por su dirección, también ha sido parte de múltiples proyectos alrededor del mundo y ha apoyado a grandes artistas y directores internacionales. Desde haber prestado su voz para una comedia animada mexicana, hasta ser productor de diversas series y películas de terror, fantasía y misterio. 

Originalmente, le ofrecieron la dirección de la trilogía de El Hobbit, la cual aceptó; sin embargo, dejó el proyecto por los retrasos para iniciar el rodaje. Un caso similar sucedió con la saga de Harry Potter, cuando se le ofreció dirigir El Misterio del Príncipe, que terminó rechazando. Años atrás, logró convencer a su amigo y colega Alfonso Cuarón para dirigir el proyecto de la tercera entrega de la saga: El prisionero de Azkaban. Otros proyectos que pudieron estar en manos del tapatío fueron Soy Leyenda, One missed call, Alien vs. Depredador y varias más. 

Del Toro se inclina más por la pasión al arte antes que por un proyecto altamente lucrativo. Por ejemplo, Guillermo estuvo años batallando con los estudios para tener a Ron Pearlman como protagonista de Hellboy, pues las casas productoras querían a alguien con más renombre. Sin embargo, Del Toro logró probar que Pearlman era el indicado. De igual modo, el mismo director considera Mimic como su producción más pobre, debido a la presión de los productores Bob y Harvey Weinstein. Aun así, posteriormente logró estrenar su director’s cut del filme. 

Del Toro es conocido por ayudar a salir adelante a decenas de colegas directores, guionistas, actores y demás, produciendo incontables entregas de series, cortometrajes y películas, como Trollhunters, El libro de la vida, Mamá, entre otras. 

Sin duda, es un orgullo para México y un ejemplo artístico a seguir. La mente de Del Toro ha inspirado y sigue inspirando     a miles de personas en todo el mundo y llevando siempre el mensaje de que ser distinto no está mal. 

Por Antón Quintero Joglar

Temas Relacionados:

Deja un comentario