<p>La vida y la muerte: ¿quién es Canserbero?</p>
<p>La vida y la muerte: ¿quién es Canserbero?</p>

La vida y la muerte: ¿quién es Canserbero?

Mencionado en incontables himnos del rap, murales y canciones; homenajeado por exponentes de todo el continente latinoamericano; respetado y honrado desde traperos de nuevas generaciones, hasta MC old school, Tirone José González Orama, mejor conocido como Canserbero, nació en Caracas, Venezuela, el 11 de marzo de 1988. 

Al crecer en un barrio de clase media-baja, Tirone experimentó y presenció de primera mano la realidad de las injusticias sociales, violencia, crímenes y desigualdad que su país de origen albergaba, y que más tarde, tras el asesinato de su hermano, comprendería que no sólo su natal Venezuela era un lugar con estas características, sino que todo el mundo era muy parecido en este aspecto. Sumado a estas vivencias y memorias que lo acompañaron toda la vida, en el año 1997, la madre de Tirone falleció, dejando una marca de por vida en el chico, en su manera de ver el mundo y, sobre todo, generando en él grandes reflexiones acerca de los temas más importantes de su carrera y de su forma de pensar: la vida y la muerte. 

¿Can Cerbero? No, mejor Canserbero 

Tras la pérdida de su hermano y de su madre, el interés de Tirone por la música tomó mucha más fuerza, cambiando sus influencias musicales de reguetón por el rock pesado y el rap consciencia. Comenzó rapeando en un grupo que, por cuestiones económicas, no pudo grabar más de tres temas; sin embargo, el Can nunca dejó de escribir. 

Unos años más tarde, conoció a Lil Supa, quien pasó de ser su influencia a ser su colega y amigo dentro del género. Junto a este legendario MC, Tirone publicó uno de sus primeros trabajos oficiales en el rap: Can + Zoo Índigo, que tuvo una gran repercusión social en las calles venezolanas y que junto al mixtape, “Guía para la acción”, que lanzó en solitario, posicionaron a Canserbero como uno de los pilares más fuertes del rap venezolano y latinoamericano.  

En estos dos primeros trabajos, Tirone toca los temas que lo acompañarían durante toda su carrera, tales como reflexiones acerca del propósito de la vida, comunicados a la sociedad, exposición de la desigualdad socioeconómica que hay en el mundo, mensajes de paz, de solidaridad y el deseo de formar pueblos con acceso a la educación, justicia y salud. 

“Todas mis canciones se llaman vida” 

Después de iniciar una brillante carrera como rapero, en 2010, con el productor Kpú al frente de los instrumentales, Canserbero publicó el álbum Vida, la primera mitad de la dualidad formada entre este disco y el último que lanzó al mercado: Muerte. Las canciones que integraron Vida hablaban desde un punto más objetivo y maduro de parte de Tirone, obsequiándonos letras con un lenguaje mucho más pulido que en trabajos anteriores y que, sin duda, lo consolidaron como uno de los mejores liricistas de la historia del hip-hop a escala mundial. “Mucho Gusto”, “Hace falta soñar”, “Pensando en ti”, “Y la felicidad qué”, “Americanos” y el resto de los sencillos demostraron la gran habilidad lírica de Canserbero a la hora de hablar acerca del orgullo latino, el desamor, las ganas de los barrios pobres por salir adelante, la incitación a la gente para que cumpla sus metas y demás.  

Vida fue el primer paso para consolidar Tirone como, según muchos, el mejor de la historia en el rap en español. No sólo tuvo buen recibimiento en cuanto a público y a la crítica, sino que sirvió como una fuerte influencia para las masas tanto de Venezuela como del resto de países latinoamericanos, además de hacer aún más notorio el peso que el lápiz de Tirone tenía entre sus oyentes. 

Y el corazón “tucun, tucun, tucun” 

No puede haber vida sin muerte, y no puede haber muerte sin vida. Este mismo concepto llevó a Canserbero a publicar el último álbum que lanzó en solitario. A diferencia de su contraparte, Muerte es un disco más oscuro, desde las letras crudas y con mayores cargas políticas y sociales, hasta los beats que, si bien, seguían manteniendo la influencia del jazz y el blues, se hizo notoria la presencia del rock y el rap en su estado más puro.  

Mientras que las canciones de Vida iban más encaminadas a la unión de la sociedad, la paz y la búsqueda de la felicidad entre las personas del mundo, Muerte es protesta, angustia y un grito hacia la sociedad de parte de Tirone. Los temas de este álbum sumergen al público en la realidad a la que se enfrentan millones de personas a diario, conviviendo cara a cara con las pérdidas, la violencia, traiciones, venganza y crimen. De este disco sale el tema más famoso del Can: “Es épico”, una canción basada en La Divina Comedia y que narra los pensamientos más oscuros de Canserbero respecto a la venganza, la pérdida, los medios, la política y la muerte. 

El primer trago para el cielo 

Años más tarde del lanzamiento de Muerte, Canserbero, junto al rapero Apache, lanzaron el álbum Apa y Can, que fue el último que Tirone publicó en vida, ya que el 20 de enero de 2015, su cuerpo sin vida fue encontrado tras caer de un edificio en Maracay. 

Su muerte es un enigma hasta la fecha, pues hay múltiples versiones de lo sucedido y muchas teorías que rodean al fallecimiento del MC; sin embargo, en palabras del propio Tirone: “No se muere el que se va, sólo se muere el que se olvida”. 

Por Antón Quintero Joglar

Temas Relacionados:

Deja un comentario