<p>¿Audiolibro o libro? Estos científicos terminaron la pelea con un estudio</p>
<p>¿Audiolibro o libro? Estos científicos terminaron la pelea con un estudio</p>

¿Audiolibro o libro? Estos científicos terminaron la pelea con un estudio

¿No tienes tiempo o te da pereza leer un libro, y, por ende, has pensado que los audiolibros te ayudan a acabarlo sin tanto esfuerzo? Esto es lo que dicen los expertos. 

El libro y el audiolibro bajo la lupa científica 

Neurocientíficos de la Universidad de California crearon mapas interactivos que pueden predecir dónde se activan diferentes categorías de palabras en el cerebro cuando lees una historia. Los hallazgos que aparecieron brindaron las siguientes evidencias: diferentes personas comparten una topografía semántica o significados similares, lo que abre una puerta a nuestros pensamientos y narrativas internas. La autora principal del estudio, Fatma Deniz, comenta que “en el momento en que más personas absorben información a través de audiolibros e incluso de textos de audios, se pudo demostrar que escuchando o leyendo se obtiene la misma similitud”.  

@larousse.magazine

Celebremos el Día nacional del libro acabando con este debate. #book #booktok #libro #aprendeentiktok #escuelatiktok

♬ sonido original – Larousse Magazine

Los resultados de la lectura de un libro y la escucha de un audiolibro 

Para este mapeo cerebral, las personas escucharon primero The Moth Radio Hour, una serie de podcasts popular; y luego leyeron esas mismas historias mientras se les realizaba una resonancia magnética funcional. Es decir, los científicos escanearon sus cerebros en condiciones tanto de escuchas como de lectores, agrupando miles de palabras en mapas cerebrales en 3D, según su relación semántica. Compararon datos de la actividad cerebral de ambas y encontraron que eran prácticamente idénticas, pues las palabras eran procesadas en las mismas regiones del cerebro, independientemente de cómo se hayan captado (escucha o lectura). 

Aplicaciones de los mapas semánticos fuera del audiolibro 

Sin embargo, los mapas semánticos también pueden intervenir para la dislexia, un trastorno generalizado para el procesamiento del lenguaje del neurodesarrollo que afecta la lectura. Como dice la investigadora Deniz: “Si en un futuro se descubre que el cerebro disléxico tiene una rica representación del lenguaje semántico cuando escucha un audiolibro u otra grabación, eso podría traer materiales de audio a las aulas”. 

@larousselatam

Las afasias son estudiadas por la nerolingüística. #AprendeEnTiktok #ciencia #brucewillis #fypシ #lingüística

♬ sonido original – Larousse LATAM

Entonces, tanto leer un libro como escuchar un audiolibro nos va a llevar al mismo destino: activar las mismas zonas cerebrales y obtener la misma información; esto con la finalidad de crear y generar unas experiencias lectoras, recuerdos y emociones que nos complementen.  

Deja un comentario