<p>Si quieres, ¿puedes? Los libros de autoayuda o las recetas para la felicidad</p>
<p>Si quieres, ¿puedes? Los libros de autoayuda o las recetas para la felicidad</p>

Si quieres, ¿puedes? Los libros de autoayuda o las recetas para la felicidad

Para casi nadie resultan ajenos los siguientes títulos de libros: El Alquimista de Paulo Cohelo, El monje que vendió su Ferrari de Robin Sharma o Los cuatro acuerdos de Miguel Ruiz. ¿Qué tienen en común estas publicaciones y otras de renombre mundial que se han convertido en best sellers y a los que seguramente, hemos acudido en un par de ocasiones? Se trata de libros de autoayuda, uno de los fenómenos comerciales más llamativos y con más ganancias del siglo XX y lo que va del XXI. Adentrémonos en su origen, su éxito y si son tan efectivos como dicen. 

El surgimiento de los libros de autoayuda 

Los libros de autoayuda, en términos generales, son publicaciones escritas con el propósito de instruir a quienes los leen sobre cómo resolver una gran variedad de problemas o situaciones personales. 

Se considera que el primer libro de este tipo fue escrito por Samuel Smiles en 1857, y lleva por título Self-help. Sin embargo, tomando la premisa de estas publicaciones, podríamos contemplar que hay otras mucho más antiguas, por ejemplo, Trabajos y días de Hesíodo, escrito hace 2800 años; las Meditaciones de Marco Aurelio o Consolación de la filosofía realizada por Boecio, sin olvidar Tao Te Ching de Lao Tse. 

Pero fue en el siglo XX que las publicaciones de autoayuda se consolidaron como un género, especialmente a partir de la obra de Sigmund Freud, quien al introducir la noción de autoestima sentó las bases para la filosofía del do it yourself o sea “hazlo tú mismo”. De esta manera, los primeros profesionales de la psiquiatría que ofrecieron en lenguaje coloquial su interpretación del psicoanálisis freudiano, a fin de conseguir un bienestar espiritual, triunfaron en el mercado editorial. 

Crecimiento y apogeo 

Vanina Papalini asienta que las décadas de los cuarenta y los ochenta fueron claves para el crecimiento exponencial de los libros de autoayuda, pues esos periodos de crisis e incertidumbre, orillaba a los individuos a buscar herramientas para ayudar a resolver sus inseguridades existenciales. 

Desde entonces, el mercado de libros de autoayuda representa un gran negocio. En Estados Unidos, únicamente, tiene un valor estimado de once mil millones de dólares anuales, sumado a los seminarios, suplementos y todo tipo de productos que redondean la experiencia de la lectura.  

Durante los meses de encierro derivado de la pandemia por COVID-19, la venta de tratados de autoayuda aumentó más de un 40 % sus ventas a escala mundial y entre las temáticas más solicitadas se encontraban el budismo, la meditación, positivismo, vida saludable y superación personal. 

¿Por qué son tan atractivos los libros de autoayuda? 

Quisiera partir desde esta afirmación: nadie (hasta el momento) tiene el secreto de la felicidad. Quizá este enunciado suene un poco rudo y hasta pesimista, pero aquello que llamamos felicidad adquiere tantas interpretaciones como personas hay en el mundo. 

Pese a ello, en su mayoría, los libros de autoayuda ofrecen una serie de herramientas y recetas, en forma de mensajes positivos, que se usan para solucionar un problema en cuestión. Por ejemplo, El secreto, libro que ha vendido alrededor de 16 millones de copias y ha sido traducido a 40 idiomas, asegura que si piensas en positivo todo te vendrá: si quieres, puedes. Aunque es probable que este pensamiento pueda motivarte hacia un cambio, el público lector que no consiga el bienestar que está buscando se sentirá frustrado y hasta culpable por “no pensar en positivo”. 

@misteriosdltierra

#tiemposmodernos de #charleschaplin Una mirada atemporal a la vida moderna

♬ original sound – misteriosdelatierra – misteriosdelatierra

El estrés de la vida moderna, el empeño en encontrarle un propósito a la propia existencia, la crisis de las religiones, la búsqueda una luz que nos marque el camino para salir del atolladero, parecen ser razones suficientes para el éxito de estas obras.  

Entonces ¿todos los libros de autoayuda son un engaño? 

Miguel de Cervantes decía que no hay libro que no contenga algo bueno, así que incluso la mala literatura sobre el “verdadero bienestar” puede ofrecernos cierto interés, pero si hay que elegir, mejor escojamos calidad y rigor profesional. 

Los mejores libros de autoayuda son aquellos que no se ostentan como tal. Sus escritores son profesionales de la salud, medicina, psicología, psiquiatría y filosofía, quienes parten de planteamientos veraces y con sustento, describiendo sintomatologías para identificar algún problema. Un libro de este tipo te describirá los indicios de la depresión, pero no te ofrecerá una fórmula para curarla mágicamente. 

Por eso es importante que, antes de adquirir el libro de moda que promete volverte una persona interesante y con una gran autoestima, investigues quién es la persona que lo escribe, qué tipo de carrera tiene y sus estudios profesionales que sustenta el tema que aborda. 

En todo caso, un libro de autoayuda con su lenguaje comprensible para todos, podría brindar claves generales para situaciones casi universales, pero ninguno tiene el poder de cambiar la vida a nadie.  

Por Gabriela Sánchez Ibarra 

 

Deja un comentario