img-detalle img-detalle

¿Realmente existen las brujas o sólo son un mito?

Cuando escuchamos la palabra bruja, viene a nuestra mente la figura de una mujer longeva con rasgos faciales rayando en lo terrorífico, con el pelo enmarañado, vestida de negro, y sombrero puntiagudo, que vuela sobre una escoba, revuelve un caldero y se acompaña de un gato negro. 

Aunque, también es posible que pensemos en Scarlet Witch, personaje de ficción creado por Marvel en 1964, que cobró gran relevancia gracias a la interpretación de Elizabeth Olsen en la serie Wandavision de Disney. Pero ¿las brujas existen o existieron realmente? 

¿Qué son las brujas? 

De cualquier modo, para nadie es ajeno que consideramos a las brujas como arquetipos de mujeres que poseen poderes sobrenaturales, los cuales son usados para conseguir sus propósitos mediante hechizos, pociones y encantamientos y a quienes se les relaciona, de manera usual, a un ser demoníaco a quien sirven y deben lealtad. 

Las brujas son una combinación entre la realidad y el mito: real porque su designación y la creencia en su existencia dio paso al desprecio, la acusación y la ejecución. Al mismo tiempo, sin perder del todo las características de la bruja “real”, el personaje de ficción aparece en mitos, leyendas, canciones, cuentos, películas, series y un largo etcétera que involucra la tradición oral y escrita. ¿A quiénes llamamos brujas y por qué en algún momento de la historia se restringieron sus prácticas? 

No es sencillo describir la brujería. La Enciclopedia Británica la categoriza como una creencia religiosa y la define como “el ejercicio o la invocación de supuestos poderes sobrenaturales para controlar a personas o acontecimientos, prácticas que suelen incluir hechicería o magia”. 

Sin embargo, la brujería engloba una amplia variedad de creencias culturales y regionales, que van desde el chamanismo hasta conceptos metafísicos, abarcando también tradiciones folclóricas que, a lo largo de la historia, han sido generalmente consideradas de manera negativa. 

@terrorrking

Brujas de Salem 🎃 Quédate hasta el final para saber cómo se acusaba a la gente de brujería #booktok #booktokespañol #brujasdesalem #brujassalem #terrortok #terrorrking #brujasdetiktok

♬ La nana de las brujas – Daemonia Nymphe

Su origen 

En nuestro imaginario, las brujas son representadas como mujeres malvadas con algún vínculo demoníaco. Su origen se remonta a la tradición clásica, pues en el mundo griego y romano se apreciaban ciertos rituales en donde las mujeres practicaban una especie de magia. En realidad, constituían prácticas cotidianas referentes al uso de recursos naturales. 

Las llamadas brujas eran simples mujeres que pertenecían a los cultos considerados paganos que sobrevivían en el norte de Europa. Estaban organizadas en pequeños núcleos comunitarios que, en ocasiones, se reunían para celebrar ciertas festividades religiosas, con un sistema de creencias ligada a la naturaleza, la astrología, los minerales y las plantas. 

En el siglo VI, la Iglesia cristiana condenó moralmente la brujería, incluyendo algunas de estas supersticiones idólatras. Pero no fue sino hasta el siglo XII cuando se prohibió toda clase de prácticas en las que se invocara a los espíritus y demonios por medio de ritos y enunciaciones consideradas “de adoración” como “te ruego” o “te suplico”. Fue ahí que la brujería se convirtió en una herejía y como tal fue perseguida. 

La caza de las brujas 

Aunque se ha esparcido de manera general la idea de que, durante los siglos XVI y XVII, hubo una gran persecución y cacería de brujas en Europa, lo cierto es que este fenómeno no derivó en la ejecución masiva de mujeres como tanto se ha contado. 

Lo que es verdad es que, a medida que avanzó el tiempo y el catolicismo se arraigó en los países europeos, se empezó a demonizar a las brujas. Apenas en el siglo XVI, con la Reforma Protestante y el surgimiento del Malleus Malleficarum ––un libro que explica cómo identificar y perseguir a una bruja—, se realizó un acecho mucho más encarnizado sobre ellas. Sin embargo, muchas acusaciones fueron desestimadas por el Tribunal de la Inquisición, el encargado de regular y castigar las herejías; por ejemplo, en España se ejecutaron a 70 personas acusadas de brujería (lo cual, por supuesto, no resulta poca cosa). 

@microcuentosdeterror

” Las Brujas De Zugarramurdi ” #Paranormal #sobrenatural #Historias #microcuentosdeterror #santainquisicionespañola #santainquisizione #santainquisicion #brujas #akelarre #entidadesoscuras

♬ Suara Seram Sangat Mencekam – Kholil Buitenzorg

Entonces, ¿existen las brujas? 

Cientos de años posteriores a la propagación del miedo a la brujería en Europa y ciertas regiones de América, las brujas nos siguen cautivando, tanto que las hemos convertido en una de las figuras centrales de festividades como el Halloween. Sin embargo, es importante recordar que, detrás de la mitología, las mujeres acusadas de ser brujas eran personas reales. Sus historias, a menudo apropiadas y narradas de manera inexacta, generan ganancias en lugares relacionados con el ocultismo como Salem, en Massachusetts, y Zugarramurdi, Zaragoza, conocido como el “Salem español”. 

Alrededor del mundo se han puesto en marcha iniciativas que vayan más allá del cliché de la bruja montada en una escoba, con el fin de reconocer de forma realista esta historia oscura. Aunque la ciudad de Salem ha explotado el turismo basándose en la historia de sus brujas, también he reconocido su narrativa errónea. En las décadas posteriores a los juicios por brujería, los acusadores se disculparon oficialmente por los acontecimientos de 1692 y trescientos años después han levantado un monumento a las víctimas. 

En la actualidad, la figura de la bruja es recurrente en numerosas obras ficticias, principalmente dirigidas al público infantil. A veces resulta difícil reconciliarse con la idea de que las icónicas antagonistas de nuestras series, películas o libros más famosos podrían haberse inspirado en relatos tan desgarradores como reales. 

Por Gabriela Sánchez Ibarra

Temas Relacionados:

Deja un comentario