img-detalle img-detalle

“Ponerse la camiseta” o de cómo romantizamos la explotación laboral

Hace poco se hizo viral la imagen de una frase pintada en la cocina de un famoso restaurante de la CDMX que reza: “Yo prefiero llegar a mi casa cansado de trabajar que llegar a mi casa cansado de buscar trabajo”. Las redes se dividieron entre quienes apoyaban la frase diciendo que sólo aquellos que eran trabajadores entenderían la motivación, mientras que otros aseguraban que aquello era casi una sentencia que justifica la explotación laboral de cocineros y meseros, con la amenaza velada del desempleo. 

Prefiero llegar cansado de trabajar
Fuente de la imagen: El Universal online.

Por otro lado, todos hemos vista la típica imagen que circula en redes sociales del chico que va en muletas cargando su maleta de delivery a cuestas con las frases: “Esto son ganas de trabajar y salir adelante”, “Tú quejándote por hacer horas extra”, “Enséñale esto a tu amigo que no le gusta trabajar”, “Es un héroe”, como si las penas laborales y las dificultades de estas personas fueran una inspiración para motivarte a ser más productivo y menos quejoso.  

Obviamente, es de reconocerse el esfuerzo que las personas de esas imágenes realizan, pero entre quotes motivacionales y fotos, ambas visiones nos permiten cuestionarnos sobre cómo vivimos la situación laboral en el país 

¿Será que estamos repitiendo el discurso de “el que quiere, puede” para instrumentalizar la explotación? ¿Será que estamos romantizando la precariedad?  

¿Qué es explotación y precarización laboral? 

Partimos de que todos entendemos que brindar un servicio o vender un bien para generar ganancias que nos permitan vivir dignamente y darle lo necesario a quienes dependen de nosotros es trabajar. Con “dignamente” nos referimos a cubrir las necesidades básicas de alimentación, salud, vestido, educación y vivienda mínimamente, aunque las necesidades de esparcimiento también se deberían de incluir.  

La explotación laboral se produce cuando recibimos un pago o beneficio inferior al trabajo que se realiza o a lo estipulado por la ley y no nos da la oportunidad de experimentar esa vida digna. A esa falta de oportunidad se le llama precariedad 

@brehmlaw

¿Explotación laboral? #work #homeoffice #legal #abogadosmexico

♬ telepatía – Kali Uchis

Por otra parte, hablamos de precarización laboral cuando la calidad del trabajo en el mercado laboral no alcanza un nivel de equilibrio entre el esfuerzo, las condiciones de trabajo y la retribución percibida, y no permiten una planificación de vida a largo plazo.  

Flexibilidad laboral 

En relación con la precarización laboral, existe un término conocido como “flexibilidad laboral”. Para decirlo de otro modo, este concepto asegura la posibilidad de que una persona viva para trabajar. 

Sí, exactamente, es lo que estás pensando: la flexibilidad es cuando tu jefe te manda un WhatsApp a las 6 de la mañana o te escribe en domingo a las 7 de la noche; es esa “junta rapidísima por Zoom” de los sábados a las 12 del día o estar en la playa de “trabacaciones” desde la compu. La flexibilidad precaria aparece con la consigna no dicha de que si tú no estás disponible, alguien más lo estará y tú perderás el empleo. Este fenómeno se disparó desde que la pandemia nos enseñó que podemos estar a disposición 24/7, siempre que tengamos internet, y no dejar de producir nunca 

@peperinart

Respuesta a @kathhe200 precarización laboral en el mundo freelance #freelance #freelancer #freelancers #freelanceargentina #emprendedores #marketing #marketingdigital #diseñografico #diseñadoresgraficostiktok #fyp #fypシ #fyppppppppppppppppppppppp

♬ sonido original – Freelance con Peperina ?

En México, esta situación encuentra un mágico caldo de cultivo entre la desigualdad, la injusticia social, la pobreza y el desempleo, lo que provoca que la gente, a pesar de estas condiciones laborales, no pueda darse el lujo de renunciar y que romantice la precariedad. 

Romantizar la precarización laboral 

La romantización social de las malas condiciones laborales que se extiende con fotos y quotes motivaciones en redes sociales sostiene esta idea de que aquellos que tienen tres trabajos a la vez son la “imagen de un héroe que no se rinde ante nada, demostrando que el que quiere, puede”, como jóvenes estudiando mientras reparten comida, niños que empiezan a laborar desde pequeños, gente con discapacidad recorriendo la ciudad, adultos mayores empacando en el súper, hombres trabajando desde una cama de hospital y madres que atienden llamadas mientras amamantan.  

@ally.iyali

Pero aquí andamos al 100 #trabajo #universidad #barista #cafe #cafeteria #starbucks

♬ original sound – ridd.ikulus | janelle

Esto es sólo una bonita cortina de terciopelo que cubre la desigualdad social con la consigna de que todo se resuelve “echándole ganas”. Por supuesto que esto no ayuda en nada a quienes padecen explotación, al contrario, ¡nos aleja a todos de exigir mejores condiciones de trabajo! Únicamente favorece a quien explota a esa clase trabajadora y a quien se beneficia de su precariedad. Romantizar la explotación y disfrazarla de “agradece que tienes trabajo” sólo es un “sigue generando ganancias que jamás verás”. “Ponerse la camiseta” es un llamado muy mexicano a dejar tu vida en el trabajo.  

@luciano.canella

#trabajo #explotacionlaboral #ponerselacamiseta #derecholaboral #reflexiones

♬ Badinerie – Bach

La misma meritocracia que nos hizo creer que con esfuerzo se puede obtener todo lo que soñamos y que “el pobre es pobre porque quiere” (ver artículo aquí), también nos convenció de que no necesitamos descansar, comer a nuestras horas, ni tener buenos planes de retiro y que 12 días de vacaciones al año es para gente floja que no quiere trabajar 

Todos los ejemplos que hemos dado, y todos los que nos faltaron, son merecedores de aplausos y alabanzas por su esfuerzo y dedicación, pero con esas mismas celebraciones deberían recibir un cheque y condiciones de trabajo dignas, que no los obliguen a ser explotados o a autoexplotarse para sobrevivir.  

Por Andrea Morán 

Deja un comentario