<p>Cómo el <i>marketing</i> corrompió el 14 de febrero y otras fechas importantes</p>
<p>Cómo el <i>marketing</i> corrompió el 14 de febrero y otras fechas importantes</p>

Cómo el marketing corrompió el 14 de febrero y otras fechas importantes

¿Cansado de ver corazones, obsequios y chocolates por todos lados? Y no sólo en febrero,  ¡¿desde el 15 de enero?! Si es tu caso, dale las gracias al marketing, que se encarga de tener publicaciones, promociones y anuncios por todas partes, creando una falsa necesidad de regalar algo. El 14 de febrero o Día del Amor y la Amistad, no es la única fecha en la que esto sucede. Aquí te damos un repaso de cómo el marketing ha sobrepasado la verdadera intención de algunas efemérides que tienen un trasfondo mucho más interesante que sólo comprar y regalar cosas. Si te preguntas por qué el marketing corrompió estas fechas, tienes que entender primero de dónde nace. 

 

El marketing o la creación de necesidades en las personas 

 

El marketing o mercadotecnia es un conjunto de actividades que se realizan con el fin de identificar o crear necesidades para un público determinado, y bajo esta premisa, ofrecerle productos o servicios que es probable que no necesite. También se encarga de todo el proceso de planificación de la actividad de una empresa en relación con el precio, promoción, distribución y venta de sus bienes a un potencial consumidor.  

 

El concepto de la “promoción” es bastante antiguo; en Grecia por ejemplo, se han encontrado vestigios de cómo realizaban publicidad por medio de la voz y se acompañaba por instrumentos de cuerda, pregonando la venta o trueque de artículos. Sin embargo, no es sino hasta el siglo XIX, gracias a la Revolución Industrial, en el que las empresas empiezan a producir en masa y por ello requirieron tácticas más agresivas para vender sus productos. 

 

Posteriormente, las leyes antimonopolio del siglo XX requirieron que las empresas se diferenciaran unas de otras, recurriendo nuevamente al marketing para enviar mensajes que comunicaran por qué ellos eran la mejor opción de compra. Para lograrlo y para eliminar la competencia se ayudaron de las siguientes fechas que ya tenían cierta notoriedad dentro de algunas culturas. 

 

Día de San Valentín 

 

Esta fecha es originalmente una tradición católica de finales del siglo V d.n.e. Esta festividad es en honor al sacerdote romano llamado Valentín, quien casaba en secreto a parejas jóvenes, lo cual estaba prohibido durante el reinado del emperador Claudio II, pues este compromiso impedía a los hombres unirse a la milicia, lo que ocasionó que fuera apresado y ejecutado. A raíz de este hecho fue considerado el patrono de los enamorados. Sin embargo, en el siglo XX las empresas aprovecharon el poder de la mercadotecnia en las florerías, tiendas de regalos, restaurantes, chocolates y confitería. 

 

 

 

 

Día de la Madre 

 

Es una festividad que se empezó a celebrar desde el año de 1914 en Estados Unidos, proclamada por el presidente Woodrow Wilson. Se estableció que se celebrara el segundo domingo de mayo; sin embargo, en cada país se celebra en fechas distintas. En Norteamérica la fecha tenía un objetivo comercial clarísimo, y así varias empresas del hogar, florerías, de la moda, entre otras pusieron artículos a la venta bajo promociones que ponían a la madre como una figura inalcanzable y símbolo de la unión familiar, pero al mismo tiempo de manera misógina, dedicada únicamente al cuidado de la familia y el hogar. 

 

 

Día de la Mujer 

 

El 8 de marzo se conmemora el movimiento realizado por las mujeres de una textilera en Estados Unidos, quienes peleaban por salarios justos y condiciones laborales más humanas. Lamentablemente, estas mujeres murieron a manos de la policía que intentaba reprimir sus exigencias y por el incendio provocado en la fábrica que utilizaron para refugiarse. Debido a esto, cada año, mujeres salen a las calles para ser escuchadas; sin embargo, diversas marcas aprovechan esta situación para obtener una mayor respuesta en ventas, pero sin entender el trasfondo de este terrible suceso. Bajo un supuesto empoderamiento, lanzan campañas para ofrecer productos que lo único que hacen es reproducir estereotipos machistas, por ejemplo: toallas femeninas o rastrillos de color rosa. 

 

Día de Muertos  

 

Esta tradición es de origen mexicano y se festeja los días 1 y 2 de noviembre. Aunque es una mezcla de las tradiciones de Todos los Santos de origen español y la celebración de los muertos de origen prehispánico, en el siglo XX sufrió otra amalgama con la celebración de Halloween proveniente de Norteamérica (y a su vez de la cultura celta en Europa). Por lo que hoy en día, no hay marca que no lance alguna promoción o producto relacionado con estas fechas. Debido a esto, es común ver monstruos hollywoodenses desfilando junto a calaveritas y poco o nada del cristianismo se mantiene en la celebración. 

 

 

Como ves, la mercadotecnia tiene muchos matices, y en muchas ocasiones deja de lado tradiciones que son fundamentales para ciertos grupos o culturas. Por eso es importante ser crítico con la publicidad que vemos y, por supuesto, ser responsables de nuestro consumo. 

Temas Relacionados:

Deja un comentario