img-detalle img-detalle
Artículos
y ensayos

Guadalupe: Te contamos la verdadera historia de la palabra

COMPARTIR

Si eres mexicano, esta palabra forma parte de tu imaginario y, s√≠, seguramente la est√°s asociando con la figura religiosa de la virgen. Lo que tal vez s√≠ te extra√Īe es su origen, porque en m√°s de una ocasi√≥n has le√≠do, escuchado o visto que se remonta a la √©poca prehisp√°nica: de la palabra n√°huatl Coatlaxopeuh.

¬† ¬† ¬† ¬† Coatlaxopeuh se conforma por dos part√≠culas del n√°huatl: ‚Äúcoa‚ÄĚ, que significa ‚Äúserpiente‚ÄĚ, y xopeuh, que hace referencia a la acci√≥n de aplastar. As√≠, aseguran algunos estudios, la Virgen de Guadalupe representaba para los primeros catequizados ‚Äúla que aplasta la serpiente‚ÄĚ, haciendo alusi√≥n a que acab√≥ con la religi√≥n prehisp√°nica. El n√°huatl ten√≠a como una de sus figuras principales a Quetzalc√≥atl, la serpiente emplumada; mientras que en el sur de M√©xico, se le conoc√≠a como Kukulc√°n en la lengua maya.

  Todo lo anterior suena muy coherente y hay estudios muy serios que lo avalan. No obstante, es falso. Incluso aquellas investigaciones yerran en no haber ido un poco más atrás en el tiempo y en la geografía. El origen de la palabra Guadalupe data de un par de siglos antes de la Conquista: a partir del nombre de un río y de una leyenda.

¬† ¬† ¬† ¬† Extremadura es una regi√≥n al suroeste de la pen√≠nsula espa√Īola, a trav√©s de ella corre un r√≠o llamado Guadalupe y, junto a √©l, una aldea hom√≥nima. Aunque para el siglo XII, √©sta era s√≥lo una de las muchas otras regiones que compart√≠a el nombre, pues en √Āvila, C√°diz, ¬†¬†Almer√≠a, e incluso en Portugal tambi√©n se conoc√≠an poblados llamados as√≠.

¬† ¬† ¬† ¬† En los principios del espa√Īol, y por herencia del lat√≠n, era com√ļn darle nombres de animales a los lugares. Para muestra, las regiones de Le√≥n, de Cochinos, o la de Tabarra, √©ste poblado vecino de Guadalupe. Sin embargo, tambi√©n fueron fruct√≠feros los top√≥nimos compuestos, como el Valle de Valdeconejos. As√≠ como aquel, Guadalupe se constituye a partir de dos palabras: Guada y lupus. La √ļltima part√≠cula viene del lat√≠n ‚Äúlobo‚ÄĚ y ‚Äúguada‚ÄĚ es la que vuelve interesante a esta palabra.

¬† ¬† ¬† ¬† Les lleg√≥ del √°rabe ‚Äúwad-al‚ÄĚ, que significa ‚Äúr√≠o‚ÄĚ o ‚Äúcuerpo de agua‚ÄĚ y est√° presente en otras formas topon√≠nicas como el r√≠o Guadalquivir, el r√≠o Gauda√Īa o el r√≠o Guadalimar. Por lo tanto, la traducci√≥n m√°s aceptada para Guadalupe ser√≠a ‚Äúr√≠o de lobos‚ÄĚ.

¬† ¬† ¬† ¬† No es, sin embargo, hasta un siglo despu√©s, en el XIII cuando una leyenda hace famoso a esta peque√Īa aldea. ¬†La historia cuenta que un d√≠a al pastor Gil Cordero, originario de C√°ceres, Espa√Īa, caminaba por las orillas del r√≠o Guadalupe, en la regi√≥n de Extremadura, cuando la Virgen Mar√≠a se apareci√≥ en la ribera. El pastor la llam√≥ como el nombre del r√≠o, Santa Mar√≠a de Guadalupe, y cre√≥ una peque√Ī√≠sima iglesia en la zona. Lo m√°s probable es que haya sido por all√° del 1268, seg√ļn algunos documentos de la construcci√≥n en los concejos de Trujillo y Talavera.

Virgen de Guadalupe, en el Monasterio-Santuario de Santa Mar√≠a de Guadalupe, Espa√Īa.

       La noticia llegó hasta oídos de la Corona y para 1330, cuando la iglesia estaba ya derruida por desconocidas razones, el rey Alfonso XI mandó a construir la Sancta Iglesia de María de Guadalupe y les da la autonomía como pueblo. De hecho, se volvió devoto de la Virgen, como atestigua un documento cronista de la época:

‚ÄúE el rrey parti√≥ luego de Llerena e fue a Santa Mar√≠a de Guadalupe a dar gra√ßias a Nuestra Se√Īora, en quien este noble rrey don Alonso auie gran devoci√≥n e a quien el se auie recomendado‚ÄĚ.

¬† ¬† ¬† ¬†Por primera vez, el reino de Castilla ten√≠a un santuario propio que sustituy√≥ en popularidad al tempo de Santiago de Compostela, en La Coru√Īa, Galicia.

¬† ¬† ¬† ¬†Por lo tanto, para el siglo XVI no era nada raro que la figura mariana por excelencia del reino con m√°s poder√≠o fuera la Virgen de Guadalupe. De hecho, el mismo Hern√°n Cort√©s y Crist√≥bal Col√≥n escribieron y se encomendaron a la Virgen de Guadalupe en las relaciones, o cartas, enviadas a los reyes cat√≥licos. Por eso, se hizo la asociaci√≥n del nombre a partir de 1531. Sobre la veracidad de la leyenda en Extremadura o la del Tepeyac, la ling√ľ√≠stica no puede ni debe aseverar tal informaci√≥n, simplemente porque las funciones de esta ciencia son otras.

¬† ¬† ¬† ¬†‚ÄúGuadalupe‚ÄĚ es, de este modo, una palabra que refleja la pol√≠tica de un reino y es quiz√° una de las palabras que mejor reflejan el sincretismo de muchas culturas: desde el lat√≠n hasta el n√°huatl, pasando por el √°rabe. Y eso nos ense√Īa c√≥mo las palabras pueden cambiar no s√≥lo la fe de unos cuantos, sino el rumbo de la historia.

Por Tonatiuh Higareda

Deja un comentario