<p><span class=4 estrategias para leer y no morir en el intento 

" class="img-articulo-detalle larousse-img-desktop" src="https://laroussemagazine.mx/wp-content/uploads/2022/10/15_TipsLectura_COVER.jpg" /> <p><span class=4 estrategias para leer y no morir en el intento 

" class="img-articulo-detalleM larousse-img-mobile" src="https://laroussemagazine.mx/wp-content/uploads/2022/10/15_TipsLectura_COVER.jpg" />

4 estrategias para leer y no morir en el intento 

Según la encuesta del INEGI y su comunicado de prensa del 20 de abril de 2022, el promedio más alto de lectura al año en México es de 3.9 libros. Además, se reporta un promedio de lectura de 32 minutos entre personas con educación básica. Esto nos lleva a preguntarnos: ¿qué pasa que los mexicanos no logramos leer más de 4 libros al año? 

¿Qué es leer? 

En palabras de Isabel Solé: “Leer es un proceso entre el lector y el texto, proceso mediante el cual el primero intenta satisfacer (obtener una información pertinente para) los objetivos que guían su lectura”. 

Tomando en cuenta dicha perspectiva, leer tiene un objetivo dictado por el lector, lo cual implica que para poder leer hay que tomar en cuenta estas estrategias: 

1. Fijarse un objetivo como lector 

¿Para qué leer? Para evadirse de una realidad aburrida; pasar el tiempo mientras esperamos al amigo o amiga impuntual; tener tema de conversación interesante con mi siguiente cita; aportar ideas para mi trabajo; saber un poco más acerca de lo que me está pasando en la vida, etcétera. 

Sea cual sea el objetivo, bastaría con que lo definieras para comenzar a buscar libros que puedan acompañarte en ese momento preciso de tu vida, donde tienes algo que encontrar en otras personas que no sean las que te rodean físicamente.  

@ellibrerodelarousse

Reply to @larousselatam #guillermodeltoro #booktok #recomendation

♬ original sound – El librero

Y puede ser tan interesante que incluso un autor, aun cuando ya esté muerto, puede brindarte extraordinarias respuestas al respecto de lo que sea que estés buscando, de ahí que vincularse con un texto puede ser tan semejante a vincularte con otras personas, y desde esa metáfora puedes comenzar tu relación con los libros.  

2. Enamórate de un libro 

Elegir un libro podría ser como elegir pareja. ¡Imagínate pasar el tiempo con alguien a quien no le entiendes nada! Cuando eliges un libro, como cuando eliges pareja, no te debes dejar llevar sólo por la portada: hay que darle una hojeada y leer algunos párrafos salteados para saber si la forma y estructura del libro te engancha o te podría dar imágenes mentales o ideas que te emocionen.  

Recuerda que si no despierta tu imaginación y posibles hipótesis interesantes sobre lo que podría suceder con él, seguramente no pasarás de la primera cita o capítulo, así que más vale te enamores, aunque sea un poquito si quieres disfrutar el tiempo que les espera juntos. 

3. Lugar y tiempo ideales para leer 

A veces, no leemos porque no le damos al libro los espacios y tiempos que le corresponden: en la cama y por la noche, nos quedamos dormidos; en la sala por la tarde, alguien enciende la televisión; en el comedor antes de la comida, todo mundo pasa; en la cocina y llegando del trabajo, se ensucia tu libro y te distrae el hambre; en el baño, a la gente le gustan las revistas, pero podría no ser un buen hábito. Crea un espacio en tu casa donde estés cómodo y a solas con él, ya que no hay relación que prospere si no tiene un poco de intimidad, sin interrupciones.   

@ellibrerodelarousse

Reply to @karly_caketaster #booktok #literatura #aprendeentiktok #fyp

♬ Hip Hop with impressive piano sound(793766) – Dusty Sky

¡Sal a buscar tu lugar ideal! Incluso, podrías iniciar un club de lectura con una amistad o pareja para comentar una nueva lectura. 

4. Si te place, busca más de un libro 

En términos de relación, con los libros, tenemos una gran ventaja: podemos ser poliamorosos al leer, lo que significa que podemos elegir más de un libro, es decir, tener uno de más de quinientas páginas para nutrir nuestro intelecto, por ejemplo, mientras tenemos otro de poco más de cien o incluso menos para poder seguir leyendo si ya nos hemos aburrido del principal.   

Puedes tener cuantos libros quieras, pero la estrategia definitivamente es no tener más de dos o tres porque, como en la realidad, corres el riesgo de que uno deje de interesarte y te puedes quedar a medias en lo que pudo haber sido la mejor experiencia lectora de tu vida. El que lee muchos libros, con alguno queda mal.  

@milenasandovall

Trucos para que te interese la lectura #fypシ #foryou #fy #leer #lectura

♬ sonido original – Milena Sandoval

En conclusión, para leer y no morir en el intento, tenemos que pensar en nuestra relación con los libros: pensar para qué queremos leerlos y, con base en ello, buscar nuestro libro ideal. Tenemos que buscar al libro que nos haga pasar buen tiempo con él y, definitivamente, como los libros no son celosos, podemos elegir más de uno, siempre y cuando terminemos antes con el anterior.   

El libro y su autor pueden, si te lo propones, transformarse en algo más que un simple objeto, y convertirse en una experiencia inolvidable, ya que, cualquier parecido con la realidad de nuestras formas de relación, no es mera coincidencia.  

Por Rosario Otero  

Temas Relacionados:

Deja un comentario