img-detalle img-detalle

Teoría triangular del amor y las líneas amorosas de Sternberg 

Al parecer a nadie le gustaría estar en un triángulo amoroso, sin embargo, a continuación, presentaremos una teoría que revela otra especie de triángulo que nos ayudaría en mucho a reconocer el tipo de amor que profesamos o en el que realmente nos encontramos. 

Antes de pasar a dicha teoría, cabe mencionar algunos datos obtenidos del último Censo Nacional de Población y Vivienda del INEGI en 2020, con relación a febrero, mes del amor y la amistad: 38 % de las personas de 15 años y más está casada, 30 % son solteras y 20 % vive en unión libre. En materia de nupcialidad, en 2019, se realizaron 504 923 matrimonios legales; de éstos, 501 327 fueron de parejas de distinto sexo y 3596, de parejas del mismo sexo. Entre los años 2000 y 2019, la relación divorcios-matrimonios casi se quintuplicó, al pasar de 7 a 32 divorcios por cada 100 matrimonios. 

Como podemos ver, más de la tercera parte de la población está casada y al agregar a las parejas que viven en unión libre, suman el 58 % del total de los habitantes censados. 

Sin embargo, al parecer, el amor ya no dura tanto como antes, ya que en los años recientes se pasó de 7 a 32 divorcios por cada 100 personas. Pero ¿cuáles podrían ser los factores que hacen que un amor se consuma y dure más que unos meses o un año, que es lo que dura la etapa de enamoramiento? 

Teoría triangular del amor de Robert J. Sternberg 

Según R. J. Sternberg, existen tres factores que podrían hacer previsible el amor a largo plazo o amor consumado, como él lo llama. 

Intimidad

Se trata de un sentimiento de cercanía, unión y afecto hacia el otro. Ocurre cuando se busca la proximidad y la conexión, tratando de promover el bienestar de la otra persona con confianza y aceptación mutuas, así como el equilibrio en relación con la autonomía de cada uno de los integrantes de la pareja. 

Pasión

Se caracteriza por las ganas intensas de unión con la pareja y no necesariamente de tipo sexual, pero sí relacionado con la excitación física y mental que muchos llaman enamoramiento o amor a primera vista. 

La pasión se expresa en los deseos y necesidades de cada uno de los amantes, y a diferencia de los otros dos factores, ésta prospera con base en el refuerzo intermitente, es decir, tiende a disminuir, pero se sostiene si logra tener éxito al reavivarla de cuando en cuando según los ciclos y personalidades de cada pareja. 

Compromiso 

Consta de decisiones basadas en expectativas sobre la fidelidad, la lealtad y la responsabilidad que se acompañan de acuerdos. El compromiso es producto de tomar la decisión de amar al otro, aun conociendo sus defectos y hacer planes para trabajar juntos en objetivos comunes y autónomos. 

Ahora bien, ya que conoces cómo se desarrollan idealmente estos tres factores, ¿podrías reconocer en qué esquina de este nuevo triángulo amoroso te encuentras?, para fortalecer algunos de los factores que no te dan el equilibrio para tener un perfecto equilátero de amor consumado 

Triángulo de amor de Sternberg | Tomado de Psicología y mente 
Triángulo de amor de Sternberg | Tomado de Psicología y mente

 Líneas amorosas 

Según Mazadiego, la escala de Sternberg sugiere que quizás nuestro amor se mantiene en la línea, es decir, parece que va sólo del punto A al B y no logra tener la forma de un amor consumado. 

Amor romántico

Se da amor sin esperar nada a cambio, y puede representar el desahogo de fantasías eróticas de sentirse amada o amado, pero no pasa de ese ángulo. Como podría ser tener un encuentro muy pasional y generar altos niveles de intimidad, pero carente de compromiso, como los amores de apps o los amores de verano que, si no se plantea la toma de decisiones conjuntas para un largo plazo, suelen desvanecerse después de un corto tiempo. 

Amor fatuo 

Va sólo de la pasión al compromiso, pero las personas siguen sin realmente conocerse a profundidad. Algo así como querer casarse a los pocos meses de conocer a la persona sin haber superado la fase de enamoramiento que dura entre 6 meses y un año. Estos amores corren el riesgo de que, al perderse la pasión, el compromiso se acabe y por ello es necesario crear intimidad que sostenga a los otros factores. 

Amor sociable

Oscilamos entre la intimidad y el compromiso, pero la relación ha perdido toda la pasión o ni siquiera la tuvo alguna vez. Generalmente ocurre a las parejas con muchos años de casados que, si no se proponen alternativas para mejorar la pasión, pueden terminar siendo roomies o simplemente padres que viven juntos.  

Cariño

Aún peor, si ya sólo hay intimidad, pero sin nada de pasión ni compromiso, la relación puede reducirse a cariño que bien podría darse sin necesidad de ser pareja. Muchas parejas se convierten en roomies sólo por cariño, pero terminan afectando sus nuevas relaciones por evidentes razones o ¿tú estarías con alguien que tiene a su ex de roomie? 

Encaprichamiento

Es una especie de “amor a primera vista” o “química sexual”. Se trata de amores donde sólo la pasión prospera, las citas sexuales pueden extenderse por años, pero como en el caso del cariño, sólo terminan por bloquear nuevas relaciones con el potencial de hacerse amores consumados que sí tengan disposición al compromiso y la intimidad. 

Amor vacío 

No hay más nada que un compromiso qué cumplir. En muchas culturas, la gente es obligada a casarse y suelen generar este tipo de amor vacío, pero también les puede ocurrir a personas que son altamente responsables y no saben lo que realmente quieren en el amor, razón por la cual pueden llegar a conformarse con el compromiso. 

Entonces, ¿tienes un triángulo amoroso de amor consumado de Sternberg o aún mantienes una línea o ángulo diferente respecto al amor? Sea cual sea la línea de amor que estés manejando, quizás valga la pena hacer un esfuerzo extraordinario por darle una nueva forma a tu relación, para poder llegar a un amor consumado ¡Claro está! Siempre atendiendo al esfuerzo mutuo. 

Por Rosario Otero

Temas Relacionados:

Deja un comentario