<p>Conoce el síndrome del chico bueno: cuando la amabilidad esconde violencia</p>
<p>Conoce el síndrome del chico bueno: cuando la amabilidad esconde violencia</p>

Conoce el síndrome del chico bueno: cuando la amabilidad esconde violencia

Viene una perorata típica de chico bueno: “Es que a las mujeres sólo les gustan los patanes, en cuanto conocen a un buen chavo lo friendzonean, les gusta que las traten mal, que las desprecien, que las cuerneen y todas dicen que quieren un buen muchacho para salir en serio”. Esto es el síndrome del chico bueno. 

Esto se oye tan seguido que se ha convertido en una de esas mentiras que, de tanto repetirse, algunos ya creyeron como verdad y hay hasta quien ha hecho de esto una forma de vida y un negocio. 

¿Qué es el síndrome del chico bueno o nice guy? 

El chico bueno es el tipo atento, caballeroso, amable, correcto y un poco tímido que, aparentemente, sólo quiere ser aceptado por el sexo opuesto, pero está convencido de que a las chicas pelan a los tipos rudos y los chicos malos. 

Y vive con ese resentimiento porque su “bondadoso y amable cortejo” no es correspondido por las mujeres que le gustan y siente que él merece más amor y respeto (y sexo) del que recibe. Juran que son “el tipo que vale la pena, pero las mujeres no valoran y prefieren tenerlo como amigo”. 

@larousse.magazine

Hay que dejar de seguir consejos de “sitcoms”.#datoscuriosos #aprendeentiktok #fyp #sitcom

♬ Main Title (from the Netflix Series “Queen Charlotte”) – Kris Bowers

Ross Geller (Friends), Ted Mosby (How I meet your mother) y Leonard Hofstadlter (The Big Bang Theory) son ejemplos perfectos y populares de un caballero con Nice Guy Syndrome. 

La premisa inicial del síndrome del chico bueno es que no son como todos los demás y por eso las mujeres les deben interés y amor (y sexo), y si no lo consiguen se sienten estafados, ya que no les fue recompensada su bondad como ellos creen merecerlo e inmediatamente cambian su actitud hacia las chicas.  

La actitud violenta del chico bueno 

Si bien la idea de una buena persona no tiene nada de conflictiva en realidad, y un buen hombre no lo es condicionadamente, el asunto del síndrome del chico bueno se pone turbio cuando su actitud no es desinteresada, sino que tiene como objetivo obtener algo a cambio (atención, amor o sexo). 

Así, se abre una dicotomía: el chico bueno convierte a aquella persona que lo ha rechazado en la chica mala, inmadura o interesada, que no valora el amor verdadero, ni ve más allá del físico, el dinero, el éxito o la sensualidad de su potencial pareja y sólo usa al nice guy como apoyo emocional o amigo.  

@soymikeferoz

#masculinidad #seducirmujeres #tipsparaligar #tipsparahombres #machoalfa

♬ Shakira: Bzrp Music Sessions, Vol. 53 – Bizarrap & Shakira

Esta idea crea el concepto de la friendzone, lugar imaginario a donde el buen tipo se siente exiliado al no ser correspondido románticamente (y de forma sexual) por la mujer en cuestión. Esta supuesta disparidad está concebida en una visión machista de que una mujer no sabe elegir lo que le conviene, escoge malas parejas por gusto y debería agradecer y aprovechar el interés de un buen hombre, porque son pocos por lo que debería correr a sus brazos rebosante y pletórica de feliz gratitud y amor incondicional (y sexo). 

Las consecuencias del chico bueno 

Estas creencias generadas por el síndrome del chico bueno o nice guy han tenido consecuencias ideológicas que van desde creer que la mujer violentada se lo ha buscado hasta la creación de comunidades como la de los INCEL (involuntary celibate o célibes involuntarios).

Un grupo de hombres que se unieron en diferentes redes desde 2010 con la idea de odiar a quienes consideran responsables de su abstinencia amorosa y sexual involuntaria: las mujeres, y se dedican a acosar, amenazar, intimidar y violentar chicas en internet. 

La idea del chico bueno deja abiertas muchas preguntas: ¿no se supondría que una chica siempre debería ser tratada con respeto y cordialidad por básica decencia humana y no sólo a cambio de romance (y sexo)?, ¿por qué es tan ofensivo que una mujer quiera ser sólo amiga de un hombre?, ¿cuántas veces debe una morra rechazar a un vato antes de que su insistencia se convierta en acoso?

Si sólo eres amable con la mujer que quieres tener una relación amorosa (y sexual), ¿eres realmente amable?, ¿eres un chico bueno si te enojas y te pones grosero cuando te rechazan?, ¿eres de verdad buen muchacho si sólo lo eres con las que consideras guapas? ¿De dónde sacamos que una mujer le debe algo a alguien sólo por unas salidas o por no tratarla mal?

Con respecto a eso, ¿qué tan bajo hemos puesto el estándar de las relaciones que, si alguien te trata decentemente y con el mínimo de respeto, cree que merece tu amor (y sexo)? ¿Será verdad que a las mujeres no les gustan los chicos buenos o será que a unas no les has gustado tú, Ramiro?  

Por Andrea Morán  

Deja un comentario