<p><span class=¿Qué onda con tu abuela y tu abuelo? Momentos que sólo vives con ellos

" class="img-articulo-detalle larousse-img-desktop" src="https://laroussemagazine.mx/wp-content/uploads/2022/08/15_Abuelos_COVER.jpg" /> <p><span class=¿Qué onda con tu abuela y tu abuelo? Momentos que sólo vives con ellos

" class="img-articulo-detalleM larousse-img-mobile" src="https://laroussemagazine.mx/wp-content/uploads/2022/08/15_Abuelos_COVER.jpg" />

¿Qué onda con tu abuela y tu abuelo? Momentos que sólo vives con ellos

Hagamos un ejercicio de memoria: ubícate en tu infancia o adolescencia y piensa qué fue lo que más disfrutaste con tu abuelo o abuela. Quizá llegó a tu mente; cómo tu abuelo contaba chistes en las comidas familiares, por ejemplo. Tal vez, recordaste los guisos de tu abuela, la anécdota que te contó cuando se reveló que no se quiso casar para seguir estudiando o cuando supo que estaba embarazada de tu mamá o papá.  

Nada sería lo mismo sin abuela o abuelo 

La presencia de estos personajes en las familias llega a ser tan importante para tantos seres humanos que muchísimos nietos y nietas en orfandad no hubieran logrado tener un hogar si no hubiera sido por ellos. Seguro conoces a alguien que fue criado por una abuela sola o en pareja, o alguna historia de los niños y niñas que quedan a su cargo ante la violencia organizada y los feminicidios que vive nuestro país. Nuestro México no sería el mismo sin la labor de millones de abuelas y abuelos.   

La celebración del Día del adulto mayor 

Traemos a cuenta a este sector de la población porque cada 28 de agosto los celebramos según dicta el imaginario social mexicano desde hace unos lustros. Sin embargo, en los últimos años los gobiernos de nuestro país han preferido festejar o hacer visible la situación de los adultos mayores en general. 

Poco importa que la ONU haya establecido el 1 de octubre como el Día Internacional de las Personas Mayores,  lo que nos queda claro es que ellos y ellas, los amorosos, comprometidos y que dan buen trato a nietos y nietas, merecen reconocimiento y, de paso, mejor trato de toda la sociedad.    

La figura de la abuela y el abuelo con sus nietas y nietos 

En 2020, el INEGI contó que en tierras mexicanas había 15.1 millones de personas de 60 años o más, entre ellas hay quien no tuvo descendencia y no son abuelas y abuelos. En ese dato, seguro contaron a tu abuelo o abuela favorita y también, hay que decirlo, a los que no han sido los más amorosos con su familia, nietos y nietas incluidos, porque la imagen del abuelo de Heidi o de la abuela de Coco no es la de todos los adultos mayores.  

Pero hablemos de los que sí construyen una relación con nietos y nietas que les devuelven el interés y cuidados recibidos. Como toda relación, tiene que ir y venir para que la convivencia les regale buenos momentos a ambos.  

@mundonowofficial

Abuelitos y nieto se lucen con tremendo baile. ?

♬ original sound – MundoNow

El abuelo o la abuela, emocionalmente deciden cómo y hasta cuándo apoyar a los padres jóvenes. Hacer esa labor les hace sentirse útiles y estar orgullosos como portadores de la historia familiar que poco a poco van compartiendo con los nietos. 

La sabiduría y conocimiento de la abuela y el abuelo 

Los geriatras, que son los especialistas para los adultos mayores equivalentes a los pediatras de los niños, afirman que los abuelos que se sienten útiles, sin obligación, tienen mejor salud emocional y física.  

Ejercer el rol de abuelo es una forma de sentirse socialmente integrado, incrementando el bienestar y el sentimiento de utilidad, disminuyendo el sentimiento de soledad, sobre todo en momentos de pérdidas, asegura la SEGG.

Sucede lo contrario cuando tienen que criar a los nietos porque alguna circunstancia los obliga a volver a ser los principales cuidadores de menores de edad o adolescentes.   

Ahora ubiquémonos en el presente. ¿Cómo trata tu familia a tus abuelos? Si viven solos, ¿los visitas con frecuencia? ¿Acompañas a tu abuela a alguna cita médica? ¿Le ayudas a tu abuelo a cuidar sus plantas? ¿Él o ella administra su propio dinero o dan su pensión para gastos de toda la familia? ¿Les toca cuidar a los nietos porque “ya no hacen nada” o les preguntan si los pueden ayudar con esa tarea y respetan cuando les dicen que no pueden o no se sienten de ánimo? ¿Los llevan a los viajes familiares?   

Un dato: 18 de cada 100 adultos mayores han sido víctimas de violencia o maltrato en su familia o socialmente, según estudios del Instituto Nacional de Geriatría de México. “Como te ves, me vi; como me ves, te verás”, reza un refrán mexicano. De la manera en que ahora tratas a tus abuelos es probable que tus hijos traten a tus padres y si llegas a tener nietos, que te traten igual a ti.  

Por Georgina Montalvo 

Deja un comentario