<p><span class=La endoculturación y las fiestas patronales en México 

" class="img-articulo-detalle larousse-img-desktop" src="https://laroussemagazine.mx/wp-content/uploads/2023/12/08_Endoculturacion_COVER.jpg" /> <p><span class=La endoculturación y las fiestas patronales en México 

" class="img-articulo-detalleM larousse-img-mobile" src="https://laroussemagazine.mx/wp-content/uploads/2023/12/08_Endoculturacion_COVER.jpg" />

La endoculturación y las fiestas patronales en México 

La endoculturación es un fenómeno fundamental en la transmisión de la identificación cultural y juega un papel crucial en la formación de la identidad individual y colectiva. 

A lo largo de generaciones, la endoculturación se ha manifestado de manera significativa en diversas culturas alrededor del mundo y, en el contexto específico de México, ha sido esencial en la preservación de sus tradiciones ancestrales y costumbres arraigadas: una de ellas es la celebración de las fiestas patronales. 

Desde que tengo memoria, había ciertos días en el año en que, de manera frecuente, empezaban a sonar cuetes y música en las calles cercanas a la iglesia de la colonia en donde yo vivía. Con estas acciones se emprendía el anuncio de la celebración anual relacionada con la Virgen de San Juan de los Lagos. 

Ese fue mi contexto durante muchos años: al profesar la religión católica, mi familia y yo participamos de estas fiestas y, así, asumíamos la responsabilidad de transmitir nuestro fervor hacia las siguientes generaciones para que ellos también las vivieran y disfrutaran. 

Hasta hace no mucho supe que este proceso, donde los individuos de una determinada comunidad o sociedad adquieren y asimilan los valores, creencias, normas, tradiciones y comportamientos de su cultura de origen, tiene un nombre: endoculturación. 

¿Qué son las fiestas patronales? 

Se le llama fiestas patronales al conjunto de actividades religiosas y civiles con las que una comunidad celebra la fecha de su santo patrón o patrona. Estos términos, provienen del latín patronus (¡ajá, como el de Harry Potter!) y son sinónimos de defensor y protector. Son considerados por muchos creyentes como intercesores y abogados ante Dios, sea de una nación, un pueblo, un lugar, un oficio, una congregación o una familia. Por ejemplo, el santo patrono de la niñez es San Nicolás, el de los viajeros es San Cristóbal y de México es la Virgen de Guadalupe. 

@webcamsdemexico

Imágenes tomadas la mañana de este 12 de diciembre de 2023 🙌🏻⛪️ #laguadalupana #virgendeguadalupe #guadalupereyes #basilicadeguadalupe #fiestasdecembrinas #lavilla #webcamsdemexico #mexico #cdmx

♬ La Guadalupana – Miriam Solís

El término “patronal” es una derivación de “patronazgo” palabra utilizada en España desde el siglo XIII para definir a las personas “bienhechoras” de la Iglesia, que para las comunidades de Nueva España implicó un ordenamiento donde los santos cristianos eran interpretados como patrocinadores por su capacidad de “otorgar” a la comunidad. Esto fue asociado a los antiguos dioses mesoamericanos proveedores y protectores, lo que facilitó su adopción como santos patronos. 

De acuerdo con la doctora María Angélica Galicia Gordillo, investigadora del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, las fiestas patronales van conformado un espacio territorial, una identidad, una pertenencia e incluso una función económica y social. 

En México, las fiestas patronales son ejemplos palpables de la endoculturación, ya que reflejan la amalgama de las culturas indígenas y la influencia española, que se entrelazaron en la vida cotidiana y en las prácticas religiosas del país. 

@yattapro

PARTE 1: Descubre la emocionante tradición de visitar el Templo de San Hipólito el 28 de octubre, en honor a San Judas Tadeo. Una celebración llena de devoción y color. 🙏✨ #SanJudasTadeo #Tradición #Devoción #SanHipólito #México #Cultura #FiestaReligiosa #milagros

♬ sonido original – YattaPro

Algunas fiestas patronales representativas en México 

La celebración de San Judas Tadeo, patrono de las causas difíciles y desesperadas, es un evento relevante en México, en el que cada 28 de octubre se reúnen miles de devotos para rendir tributo a este santo y buscar su intercesión. 

Si vives en la Ciudad de México, seguramente has visto que estos días alrededor del Templo de San Hipólito en el cruce de Reforma e Hidalgo, hay una enorme cantidad de personas regalando estampas, rosarios e incluso comida al resto de feligreses, mientras otros acuden vestidos con la túnica blanca y el mantón verde característicos de este santo. 

La devoción a San Judas ha perdurado a lo largo del tiempo y se ha transmitido y transformando de generación en generación, consolidando así la endoculturación en la sociedad mexicana. 

Otra celebración que ejemplifica este fenómeno es la festividad de la Purísima Concepción, que se conmemora cada 8 de diciembre en diferentes regiones del país, en particular en la población de Cosamaloapan, ya que es su santa patrona, por lo que realizan misas, confirmaciones, danzas en el atrio de la iglesia, procesiones y fuegos artificiales. Además, se instala una feria con juegos mecánicos y venta de antojitos típicos. La devoción a la Concepción refuerza la identidad religiosa y cultural de las comunidades locales, fomentando así la transmisión de valores y tradiciones a las generaciones venideras. 

@gobiernotlajomulco

La celebración de la Cofradía de la Purísima Concepción es una de las tradiciones que albergamos en Tlajomulco y que forma parte de nuestros símbolos. #cofradias #fiestaspatronales #tlajomulco #fyp

♬ Coral – Omar Enfedaque

Finalmente, la festividad de la Virgen de Guadalupe, que se lleva a cabo el 12 de diciembre, representa un pilar fundamental en la endoculturación de México. En esta fecha, millones de personas acuden a la Basílica de Guadalupe, en la Ciudad de México, para rendir homenaje a la patrona de México. 

Durante esta festividad, se llevan a cabo miles de peregrinaciones desde los días previos a la fecha, se organizan misas, danzas, ofrendas florales y se pagan “favores”. La fecha de su celebración fue instituida en 1667 por el papa Clemente IX. 

Las fiestas patronales son un proceso en continua construcción. Se han mantenido en el tiempo porque han sido flexibles, han incorporado diferentes beneficios a las comunidades donde se realizan. Sin embargo, aún mantienen el carácter religioso, aunque han desarrollado características seculares y folclóricas como rituales colectivos, procesiones, desfiles, juegos de azar, comida tradiciones, atracciones de feria, música y responden a las tradiciones culturales de una región específica. 

Por Gabriela Sánchez Ibarra 

Deja un comentario