<p><span class=Pierre Larousse: el visionario detrás del famoso diccionario

" class="img-articulo-detalle larousse-img-desktop" src="https://laroussemagazine.mx/wp-content/uploads/2023/10/Diseno-sin-titulo-7.jpg" /> <p><span class=Pierre Larousse: el visionario detrás del famoso diccionario

" class="img-articulo-detalleM larousse-img-mobile" src="https://laroussemagazine.mx/wp-content/uploads/2023/10/Diseno-sin-titulo-7.jpg" />

Pierre Larousse: el visionario detrás del famoso diccionario

Pierre Athanase Larousse nació el 23 de octubre de 1817 en Toucy, Francia. Criado por un padre herrero y una madre posadera. Pierre desde muy temprana edad encontró una peculiar pasión por los libros, los cuales, incluso leía a escondidas por las noches, usando las velas de su madre para alumbrarse. 

El primer camino no siempre define el destino 

Tras su ingreso a la Escuela Normal Superior de Versalles, Pierre volvió a su poblado de origen para desempeñarse como profesor de escuela; sin embargo, debido a las costumbres de la época, tales como los castigos físicos de parte de docentes a alumnos, Larousse se sintió en total desacuerdo y un tanto frustrado por no poder cambiar el método de enseñanza que se practicaba en su lugar de trabajo. Por esta razón, abandonó su empleo y con el poco dinero ahorrado que poseía, decidió mudarse a París. 

El sueño de Pierre 

Ya encontrándose en París, Pierre consiguió tantos cursos gratuitos como le fuera posible, todo con tal de aumentar su conocimiento y niveles académicos. Sin embargo, al no presentarse a exámenes, sus estudios superiores técnicamente no fueron validados. 

Aun así, durante tres años, trabajó como tutor en el Institut Jauffret, donde enseñó incluso al escritor Edmond About. Su trabajo no lo hacía infeliz, ni le dejaba un mal salario; sin embargo, Pierre seguía un tanto alejado de su sueño, el cual era publicar un diccionario al que gran parte de la población pudiera acceder. Una enciclopedia que todos pudieran adquirir, y más importante aún, que todos pudieran entender. 

Suzanne Caubel 

Mientras Athanase trabajaba y recolectaba información para llevar a cabo su proyecto, conoció a Suzanne Caubel, quien no sólo se convertiría en su compañera de vida, sino también en la editora de su primer libro: Lexicologie des écoles primaires. Esta obra consistió básicamente en una especie de curso para que los niños pudieran aprender a deletrear, pronunciar y hablar de manera fluida el francés. Pierre y Suzzane lo publicaron en 1849, siendo él el autor y ella quién se dedicó a corregir, releer y, en general, darle la mejor estructura posible al libro. 

Larousse y Boyer 

Dos años después de la publicación de su primer libro, Larousse conoció a Augustin Boyer, quien, del mismo modo que Pierre, tenía un gran descontento hacia los métodos de enseñanza porque le parecían violentos y arcaicos. Se hicieron amigos de inmediato, para posteriormente convertirse en socios. Juntos abrieron un negocio, al cual llamaron Librairie Larousse et Boyer, donde hacían publicaciones de libros educativos que planteaban nuevos principios pedagógicos y proponiendo métodos de enseñanza que nunca antes se habían visto. Literalmente, este dúo cambió la forma de ver el aprendizaje académico para Francia, apostando por métodos libres de violencia y dando materiales atractivos para los niños. 

El abuelo del Pequeño Larousse 

Ya establecidos en el mercado de la educación, Boyer y Larousse publicaron el Nouveau Dictionnaire de la Langue Française, el cual podemos considerar como el antecesor del Petit Larousse. Este primer diccionario obtuvo un éxito masivo, y sólo sirvió para consolidar a Larousse como un peso pesado en la industria de los libros educativos. Logró obtener el suficiente reconocimiento como para terminar de llevar a cabo su meta original de hacer una enciclopedia a la cual tuviera acceso la mayor parte de la población. 

Así bien, en 1863, se publicó Grand Dictionnaire universel du XIXe siècle, con un costo de 75 francos, el cual subió 5 más debido a que el precio original no cubría todos los gastos para la producción del libro. Aun así, el precio siguió siendo uno accesible para gran parte del público y su contribución a la educación fue más que notoria. 

Jules  

En 1869, Boyer y Larousse se separaron, pero las producciones de sus libros se mantuvieron. Lamentablemente, Pierre ya padecía de algunos problemas de salud y, tras varias apoplejías y una parálisis, falleció, en 1875, a la edad de 57 años. Pierre se fue de este mundo sin haber visto concluida la obra de su vida, es decir, el dichoso diccionario al cual dedicó tantos años; sin embargo, su sobrino Jules Hollier-Larousse fue quien se encargó de completarlo, y no sólo eso, sino que esta pieza se transformó en la columna vertebral de lo que posteriormente se convertiría en Éditions Larousse. 

Éste fue el inicio de la editorial que fundó Pierre, y sin la cual, ni esta revista, ni miles de libros de texto, ni millones de diccionarios Larousse hubieran existido. Todo empezó por un descontento y por la necesidad de cambiar la educación en un momento donde la violencia era sinónimo de enseñanza. No sólo se le debe a Pierre la creación de Larousse, se le debe también parte de la evolución educativa en Francia y en el mundo entero. 

Por Antón Quintero Joglar

Temas Relacionados:

Deja un comentario