<p>Trasplantar vida: ¿por qué es importante la donación de órganos?</p>
<p>Trasplantar vida: ¿por qué es importante la donación de órganos?</p>

Trasplantar vida: ¿por qué es importante la donación de órganos?

En México, más de 20 mil personas están a la espera de recibir un trasplante, sin embargo, nos enfrentamos a una deficiente práctica y cultura de la donación de órganos por lo que la demanda supera la oferta disponible. Esta situación enfatiza la importancia de promover la donación de órganos y la conciencia sobre este tema. 

Muchas personas sufren de enfermedades en las que sus órganos vitales, como el corazón, los pulmones, el hígado o los riñones, dejan de funcionar correctamente, de modo que la donación de órganos y los trasplantes son procedimientos médicos que representan una opción para sus salvar vidas. 

¿Cómo comenzó la donación de órganos? 

El origen de la donación de órganos y los trasplantes se remonta a la Antigüedad, aunque los avances significativos se han producido en tiempos más recientes de la mano de los progresos médicos, científicos y tecnológicos, así como los cambios en la conciencia social. 

Hace más de 270 años comenzó la incursión en los trasplantes usando órganos y tejidos de animales en humanos, sin embargo, varios intentos no tuvieron éxito, debido a la falta de conocimientos sobre los problemas de incompatibilidad y rechazo del cuerpo receptor. 

Durante tiempos de guerra, la urgencia para tratar las quemaduras y heridas logró avances importantes sobre el rechazo de trasplantes de órganos y tejidos. Se descubrió que el rechazo hacia los órganos trasplantados se debe a que el sistema inmunológico del receptor identifica al órgano trasplantado como un invasor y trata de eliminarlo porque el sistema inmunológico está diseñado para proteger al cuerpo contra sustancias extrañas o potencialmente dañinas. 

Posteriormente, estos avances permitieron el primer trasplante exitoso registrado en la historia moderna en 1954. Se trató de un trasplante de riñón realizado en Boston, Estados Unidos. El riñón fue donado por un hermano gemelo idéntico, lo que permitió minimizar el riesgo de rechazo. El receptor del trasplante, Richard Herrick, vivió durante ocho años con el riñón donado. Este primer trasplante de riñón sentó las bases para el desarrollo de los trasplantes de órganos en el futuro y demostró la posibilidad de reemplazar un órgano disfuncional por uno sano de un donante compatible. 

En México, los avances en temas de donación y trasplante se remontan a la década de 1960 con un trasplante renal en el hospital Centro Médico Nacional del IMSS. Desde entonces, los trasplantes de riñón se han convertido en un procedimiento relativamente común y han permitido a muchas personas con enfermedad renal crónica tener una mejor calidad de vida y una mayor esperanza de vida. 

Al paso del tiempo, México se convirtió en un referente latinoamericano de cirugías para trasplantar órganos. En 1979, se llevó a cabo el primer trasplante de médula ósea; ocho años después, se realizó el primer trasplante de hígado y, un año más tarde, el primer trasplante de pulmón, que fue también el primero en Latinoamérica. 

Pese a la relevancia de México como pionero del trasplante en el contexto latinoamericano, los últimos años ha existido un estancamiento de la donación y trasplantes. 

Beneficios de la donación de órganos  

La donación de un órgano o tejido puede brindar a las personas una oportunidad de vida. Entre otras cosas, la donación de órganos es importante por los siguientes motivos: 

  • Pueden mejorar significativamente la calidad de vida de las personas receptoras. Por ejemplo, un trasplante de riñón puede permitir que alguien con insuficiencia renal crónica recupere su capacidad para llevar una vida activa y saludable sin depender de la diálisis.  
  • Ayuda al avance de la medicina y la investigación científica. Los órganos donados proporcionan a la ciencia la oportunidad de estudiar y comprender mejor los órganos humanos, las enfermedades que los afectan y los tratamientos más efectivos. 
  • Constituye un acto altruista y solidario que puede unir a las comunidades y fomentar la empatía entre las personas. 

En México, el sistema de salud cuenta con guías y procedimientos en donación y trasplante que brindan información clara y precisa para disipar mitos y crear conciencia que enaltezca el principio de solidaridad. 

La donación de órganos es un acto voluntario y altruista. Si estás interesado en ser donante de órganos, puedes hacerlo     —dentro de la legislación mexicana— si eres mayor de 18 años y las condiciones médicas, legales y administrativas lo permiten. El registro consiste en un breve formulario, pero es importante investigar y comunicar tus deseos a las personas cercanas para que se respete tu decisión.  

Por Gabriela Sánchez Figueroa

Deja un comentario